Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘Salmo 36’

Después de detallar la radical tendencia de los malvados, el escritor del salmo treinta y seis se encuentra abrumado por la ubicuidad de YHVH. La amorosa justicia del Señor está en todas partes.

Tu misericordia, oh Señor, se extiende hasta los cielos, tu fidelidad, hasta el firmamento. Tu justicia es como los montes de Dios; tus juicios son como profundo abismo. Tú preservas, oh Señor, al hombre y al animal.

Salmo 36:5-6 (LBLA)

La Biblia hebrea no trafica con las nociones de omnipresencia o ubicuidad a las que los lectores reflexivos de la Biblia acabarían apelando. Su dialecto natural es más concreto, más de este mundo. Sin embargo, a pesar de lo que podría parecer una limitación para nuestros hábitos de pensamiento, el poeta hebreo sabe decir exactamente lo que quiere decir.

Su lenguaje podría llamarse “infinidad práctica”. Tan alto como una persona puede ver, el amor inquebrantable de YHVH está siempre aún más arriba. No disminuye en las alturas, no sufre el vacío del espacio exterior.

Cuando una persona mide lo que los pilotos llamarían el “techo”, la fidelidad de YHVH está allá arriba en las nubes, en el punto final de la percepción humana.

Cuando el poeta imagina las profundidades del mar, él entiende que los juicios de YHVH llegan hasta ahí.

Luego destaca su punto tocando lo que le parece los dos extremos de la creación respiratoria, lo que implica lo mismo de todo lo que está en medio: al hombre y a la bestia los salvas, oh, Señor.

La infinidad práctica. Tan lejos como puedas ver, está la presencia amorosa y justa de YHVH. Tanto como puedas imaginar, no hay horizonte más allá del cual la realidad no esté impregnada del cuidado de YHVH. No existe ninguna terrible provincia en la que los dragones de tus peores temores vaguen sin ser frenados por las fuertes misericordias de YHVH.

“No te preocupes,” parece instruirnos el salmista. “No puedes escapar.”

Read Full Post »